Cruciferas y su efecto “anticancer”

Para nuestro séptimo post, vamos a hablar sobre las Crucíferas, este género vegetal que hasta hace poco era desconocido. Pero des de que se  hace poco era desconocido. Pero des de que se descubrieron sus propiedades anti-cancerígenas ha desatado un auténtico boom. Pero, ¿Son ciertas estas propiedades? ¿Qué verduras pertenecen a este género?

Para empezar, pertenecen al género Brassica. Dentro de este grupo se incluyen las siguientes plantas:

·         Brócoli

·         Coles de Bruselas

·         Col o repollo

·         Coliflor

·         Rábanos

·         Nabos

·         Berros

·         Verduras de hoja verde

Las crucíferas son ricas en vitaminas y minerales, como por ejemplo vitamina A, E, C, K y un gran aporte de fibra. Recordar que la vitamina E y C son antioxidantes. Además poseen unas sustancias llamadas glucosinolatos, que son componentes químicos con azufre.  Estos compuestos son responsables del aroma y sabor amargo de las crucíferas y también tienen efecto anti-cancerígeno. Aunque su componente activo solo se libera después de la masticación y posterior digestión. Las sustancias que se liberan son índoles, nitrilos, tiocianatos e isotiocianatos. Estas sustancias procedieron a analizarlas para comprobar si son ciertas sus propiedades “milagrosas”. Los primeros exámenes arrojaban resultados esperanzadores. El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos1 afirmo que:
“Algunos de estos compuestos han mostrado efectos anticancerosos en células y en animales, pero los resultados de estudios en seres humanos han sido menos claros”

Mediante los análisis en animales de laboratorio, se ha comprobado que tienen estos efectos en su organismo:  

  • Ayudan a proteger las células de daños al ADN.
  • Ayudan a desactivar carcinógenos.
  • Tienen efectos antivíricos y antibacterianos.
  • Tienen efectos antiinflamatorios.

Pero como apuntaba el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU los resultado en seres humanos son menos claros y hasta el momento no se ha encontrado suficiente evidencia científica como para afirmar rotundamente que los glucosinolatos tienen efecto anti-cancerígeno (aunque le pese a muchos). Por eso hay que continuar investigando y abrir nuevas líneas de investigación. En la misma línea que el Instituto Nacional del Cáncer se pronunció la Leukemia  & Lyphoma Society2 en sus guías de “Nutrición durante y después del tratamiento para el cáncer” aconseja el consumo de crucíferas. No obstante hay que tener en cuenta, que no está científicamente probado que las crucíferas tengan propiedades anti cáncer.

Entonces, ¿Por qué recomienda el consumo? Porque aportan vitaminas antioxidantes (C y E), fibra, minerales que son esenciales para el organismo. Como en todo tratamiento dietético, es importante fomentar el consumo de frutas y verduras por su elevado contenido en micronutrientes esenciales para nuestro organismo.

Bibliografía:
1.
http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/dieta/plantas-crucíferas
2.http://www.lls.org/content/nationalcontent/resourcecenter/freeeducationmaterials/spanish/pdf/sp_foodnutritionfacts.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s